Salamanca: siguiendo las huellas de Santa Teresa

Salamanca es ampliamente conocida por su impresionante rqieuza monumental y patrimonial. No en vano, está declarada como Patrimonio de la Humanidad. Pero también ofrece otras muchas facetas que hacen que el turista pueda adaptar su estancia perfectamente al tipo de viaje que desea realizar. Hoy queremos hablar de su faceta más religiosa y, especialmente, de la figura de Santa Teresa de Jesús por la que muchos cristianos profesan una gran devoción.  Una ruta de peregrinación que permite al visitante descubrir todos los lugares de la zona relacionados con la vida de la Santa dentro de la ciudad. Hoy en Hotel Regio (Salamanca), te los mostramos todos. Además, debes saber que aquellos peregrinos que cumplan los requisitos recibirán una credencial.

huellas de Santa Teresa

Casa de Santa Teresa de Jesús

Situada en la capital salmantina, se trata de la casa en la que vivió la Santa cuando llegó en el año 1570 a la ciudad para fundar su séptimo convento, el de San José de Carmelitas Descalzas. En ella también residió la Madre Bonifacia Rodríguez de Castro, fundadora de las Siervas de San José junto con el jesuíta Francisco Butinyà y canonizada en el año 2011. En esta casa viven religiosas de la congregación desde el año 1881. La fachada del edificio es muy sobria, ya que solamente cuenta con varios escudos heráldicos como ornamento. No obstante, en su interior encontramos un auténtico tesoro, ya que el visitante puede acceder a numerosos lugares y ver muchos de los objetos que usaron Santa Teresa y la Madre Bonifacia. Siendo el taller de esta última uno los lugares más destacados del itinerario. La primera santa salmantina y uno de los pilares más importantes en los comienzos de la congregación.

Universidad Pontifica (Clerecía)

Este majestuoso edificio fue mandado a construir en 1617 por la reina Margarita de Austria, esposa de Felipe III. Las obras durarían alrededor de 150 años, por lo que fueron numerosos arquitectos los que fueron dejando su huella en el mismo, entre los que destacan Jerónimo y Andrés García de Quiñones, que participaron también en la construcción de muchos edificios de la época. Fue colegio y residencia de los jesuítas hasta su expulsión del país. Actualmente es la sede de la Universidad Pontificia. La razón de que este edificio esté en la ruta es porque Santa Teresa llegaría a Salamanca invitada por los jesuítas, quienes la animaron a crear una nueva fundación en la ciudad y le encargaron la redacción del Libro de las Fundaciones.

Iglesia de San Esteban

La Iglesia de San Esteban pertenece a la orden de los Dominicos, que llegaron a Salamanca en el siglo XIII. No obstante, la construcción de este edificio se inició en el año 1524. Un edificio que destaca por su impresionante fachada plateresca y por sus arcos de medio punto. Los dominicos ayudarían a Santa Teresa durante su estancia en la ciudad y en a este convento solía acudir a confesarse. En el interior puede verse el confesionario donde recibía consejoe spiritual. Además, en él también estuvo alojado Cristóbal Colón durante su visita en al ciudad para buscar apoyos para su proyecto de viajar a las Indias, por lo que podríamos decir que fue en este lugar donde se gestó el Descubrimiento de América.

Universidad de Salamanca

La Universidad de Salamanca, fundada en el año 1218 es la más antigua de España y una de las más antiguas de Europa. Su fachada está completamente tallada en piedra, constituyendo una auténtica obra de arte por su belleza y por su amplia variedad de simbolismos. En su interior se encuentra el aula donde impartía clases Fray Luis de León. Santa Teresa de Jesús estuvo muy vinculada a la Universidad precisamente a través de su figura y de San Juan de la Cuz. Te interesará saber también que le fue concedido el título de Doctora Honoris Causa siendo vicerrector Unamuno.

Catedral de Salamanca

La Catedral Vieja y la Catedral nueva son, sin duda, los edificios más emblemáticos de la ciudad.  En principio se pensó derribar la Catedral Vieja una vez que estuviera construida la nueva, pero finalmente se dejó en pie lo que hace que Salamanca sea una de las pocas ciudades del mundo que cuenta con dos catedrales. En su interior alberga una capilla dedicada a Santiago Apóstol y a Santa Teresa y en el retablo de la misma puede verse una escultura de la Santa cuyo autor es Antonio de Paz.

Plaza Mayor

Fue Felipe V quien premió a la ciudad con esta impresionante plaza a principios del siglo XVIII, como agradecimiento por el apoyo que la ciudad le había mostrado durante la Guerra de Sucesión. El proyecto es de Alberto de Churriguera, aunque el Ayuntamiento fue diseñado por Andrés García de Quiñones. En los medallones que la rodean pueden verse los rostros de multitud de personajes históricos, entre ellos el de Santa Teresa de Jesús, ubicado en el Pabellón de Petrineros, en el lado izquierdo si nos situamos de cara al Ayuntamiento, junto con los de Antonio de Nebrija, Francisco de Vitoria, Unamuno y Fray Luis de León.

Alba de Tormes

Si tienes tiempo durante tu estancia para hacer una excursión a Alba de Tormes, no dejes pasar la oportunidad de hacerlo, ya que allí podrás hacer también otra ruta de las Huellas de Teresa. La ciudad se encuentra ubicada a sólo 23 km de Salamanca siguiendo la CL-510.

 

Deja una respuesta