Salamanca: qué visitar, qué hacer y qué comer

Salamanca es una ciudad que presume de contar con uno de los patrimonios monumentales más ricos de todo el país. Considerada como la «Madre de las Ciencias» por Miguel de cervantes, la ciudad cuenta con una de las universidades más antiguas del continente y con un estilo arquitectónico único gracias al uso de la famosa piedra de las canteras de Villamayor. No en vano está declarada como Patrimonio de la Humanidad.

Un destino muy atractivo que cada año recibe a más de un millón de turistas que llegan atraídos tanto por sus monumentos como por su animado ambiente nocturno y por su exquisita gastronomía. Y, además de su faceta más tradicional, Salamanca también ofrece al viajero un acara «B», con numerosos lugares con encanto que, en los últimos años, la han convertido en una de las ciudades de moda de nuestro país. En Hotel Regio te invitamos a visitarnos unos días y dejarte llevar por cada uno de sus mágicos rincones.

Salamanca

La Casa Lis

Además de ser una de las mayores joyas arquitectónicas de la ciudad, la Casa Lis alberga un interesantísimo museo de Art Nouveau y Art Decó. Con unas bellísimas vidrieras y vistas al Tormes, este prcioso palacete fue edificado sobre la muralla en el siglo XIX siguiendo los modelos arquitectónicos industriales de mediados del siglo XIX.

En su interior encontramos una de las mayores colecciones deobjetos de vidrio, criselefantinas y muñecas de porcelana  del mundo.

Atentamente

Atentamente es un local situado en la Calle Sierpes que combina muebles antiguso con el género más moderno. Una papelería donde encontrarás todo tipo de material escolar y de oficina. Además organiza talleres de encuadernación, caligrafía y elaboración de posterles, entre otros.

La Sastrería del Mercado

La Sastrería del Mercado es un auténtico templo dedicado a la comida gorumet. Un lugar con encanto decó dominado por los colores arena, pizarra y blancos que se combinan perfectamente con los revestimientos de madera de roble. Un restaurante donde podrás probar los platos más exquisitos de la gastronomía salmantina.

La Librería anticuaria La Galatea

Esta librería se encuentra en la Calle Libreros, una vía estrecha y oscura a pocos metros de la fachada de la Universidad de Salamanca. Uno de los lugares con más encanto de toda la ciudad, donde es posible encontrar auténticas joyas de la literatura universal, con grandes clásicos de ediciones antiguas muy bien conservadas. Además de colecciones de vinilos y cómics. Ideal tanto para los amantes de la literatura como de los vintage.

The Doctor

The Doctor es uno de los locales más de moda de la noche salmantina. Su originalidad reside en estar ambientado como si fuera un quirófano, pero con mucho estilo, lo que lo convierte en uno de los lugares más elegantes de la ciudad para tomar un cóctel. Además, ofrece una relación calidad precio realmente buena.

La Salchichería

Estas cafetería, situada en la plaza del Oeste, conserva todavía la misma estética con la que fue concebida en la década de los cuarenta, ya que era un despacho de ultramarinos. Con zulejos, suelos hidráulicos y las reformas mínimas. En su interior se organizan numerosos seminarios y exposiciones de arte. Debido a ello, actualmente es uno de los establecimientos de moda de la zona.

La Malhablada

La Malhablada es un espacio cultural diferente situado en una vivienda construida en 1908. Un centro cultural y un laboratorio de artes escénicas donde se realizan representaciones de microdanza, microteatro, poesía y cuentacuentos. Merece la pena solamente por visitar el lugar, que conserva la estética original y los antiguos muebles de la casa.

Café Bar Tiovivo

Este establecimiento nos permite disfrutar de un auténtico viaje a nuestros años universitarios. Un local con una fachada de estilo irlandés y un interior muy singular de estética kitsch y lleno de caballos de tiovivo que cuelgan del techo. Ideal para tomar una copa.

El Barrio del Oeste

El Barrio del Oeste destaca por su galería de arte en la calle, con fachadas y portones de garajes, llenos de grafitis de colores, lo que lo ha convertido en un atractivo turístico más. Incluso se hacen rutas guiadas para conocer la historia de esta galería y visitar los mejores murales.

 


Como puedes ver, son muchos y muy variados los lugares con encanto que pueden conocerse en la capital del Tormes y que van más allá de los monumentos, su ambiente universitario y su gastronomía típica. Lugares con alma y encanto que te resultará muy difícil encontrar en otras ciudades y que harán que tu estancia en Salamanca resulte única. Por eso, incluso si ya has estado alguna vez en la ciudad, seguro que después de conocer esta lista, te quedan muchas cosas por descubrir. No esperes más para reservar tu estancia en Hotel Regio y venir a conocerlos, a disfrutar de los rincones menos conocidos de la capital.

 

Deja un comentario