Pueblos con encanto que no debes perderte en Salamanca

Salamanca es una provincia con una riqueza monumental y natural difícil de igualar. Solamente su capital ya es motivo suficiente para pasar unos días por la provincia, ofreciendo numerosos atractivos patrimoniales, un ambiente nocturno ideal para todo tipo de turistas y una exquisita gastronomía. Pero además, si tienes tiempo suficiente, podrás aprovechar para visitar sus pueblos y sumergirte en la Salamanca más auténtica, en sus costumbres y tradiciones más arraigadas y tener la sensación por un momento de haber viajado en el tiempo mientras paseas por sus estrechas callejuelas empedradas. A continuación te mostramos los pueblos más bellos de Salamanca que no deberías perderte.

Pueblos con encanto

Béjar

Béjar se encuentra ubicada en plena Sierra de Béjar, a sólo 70 km de la capital. Una localidad llena de monumentos y restos árabes y románicos. El simple hecho de pasear por sus calles antiguas y serpenteantes nos hacen sentir por momentos que hemos sido transportados a la Edad Media, destacando su muralla árabe del siglo XI. Pero Béjar también fue un importante punto durante la época romana, cuando se levantó un impresionante fortín con función de vigilancia en la Ruta de la Plata que conectaba Mérida con Zaragoza. El Ayuntamiento, el Santuario de la Virgen del Castañar, el Castillo, el Convento de San Francisco, la iglesia del Salvador y el Palacio de los Duques de Béjar también merecen la pena una vista.

Peñaranda de Bracamonte

Peñaranda de Bracamonte se ubica a 40 km de Salamanca. Sufrió graves daños durante la explosión del Polvorín en el año 1939, pero sigue conservando importantes monumentos que vale la pena visitar, como el Conjunto de iglesia y convento de las Madres Carmelitas y el propio casco antiguo, declarado Conjunto Histórico Artístico en 1973.

Ledesma

Ledesma es una localidad precisa que todavía conserva gran aprte de la muralla que la rodeaba en la Edad Media, así como sus estrechas callejuelas empedradas y un imponente castillo. Se encuentra a sólo 35 km de Salamanca, por lo que es posible hacer una excursión de un día y volver a dormir a la capital sin problema. No dejes pasar la oportunidad de ver el Puente Mocho, los verracos de piedra, el convento franciscano y sus numerosas iglesias y conventos.

Ciudad Rodrigo

Ciudad Rodrigo se encuentra situado sobre una colina en la frontera con Portugal, a sólo 70 km de la capital. Rodeada por una impresionante muralla medieval construida en el siglo XI, durante el reinado de Fernando II de León. Forma parte de la Ruta de las Fortificaciones de Frontera y cuenta con un nteresante Museo de las Fortificaciones. Pero además, posee monumentos que no debes perderte como la Catedral, el Edificio del Consistorio Municipal, el Castillo de Enrique II, el Palacio de los Águila y La Casa del Marqués de Cerralbo.

Guijuelo

Guijuelo se encuentra a sólo 25 km de Béjar y a 50 km de Salamanca. Además de por sus jamones es conocida por su torreón del siglo XV y por la conocida Plaza del Reloj, que albergó el Casino de Guijuelo. No dejes pasar la oportunidad de hacer la Ruta del Sabor, donde podrás degustar mini creaciones ibéricas, participar en eventos gastronómicos y visitar mercados, bodegas y fábricas.

La Alberca

Ubicado a 70 km de la capital, se trata de uno de los pueblos con más encanto de toda la provincia. Un pueblo de aproximadamente 1.000 habitantes único en España donde tiempo parece haberse quedado parado hace más de un siglo, arraigado para siempre a sus costumbres y tradiciones. Una localidad típicamente serrana donde además de disfrutar de celebraciones de gran singularidad, pdorás comprar artículos de artensaía elaborados a mano y probar su exquisita gastronomía.

Aldeávila de la Ribera

Ubicada a 100 km de Salamanca, Aldeávila de la Ribera es una localidad con un intenso pasado debido a su carácter de ciudad fronteriza a orillas del Duero. En ella encontrarás monumentos para visitar tan interesantes como la ermita de la Santa, una iglesia del siglo XVI, la ermita de San Sebastián, la iglesia del Corporario y el Palacio de Don Jerónimo Manuel Caballero. Además de disfrutar de las impresionantes vistas de los miradores de El Picón de Felipe, el Fraile y la Salida de Líneas.

Alba de Tormes

Situada a orillas del río Tormes y a sólo 19 km de Salamanca, Alba de Tormes ha jugado un importante papel en la zona a lo largo de los siglos debido a su estrecha relación con la Casa de Alba. Pero también es un punto de visita obligada para los devotos de Santa Teresa de Jesíús, pues fue aquí donde la santa pasó sus últimos días y donde se encuentran su corazón y su brazo incorruptos. Además, existen otros lugares que merece la pena visitar, como las Murallas el Torreón, la Ermita de la Virgen de Otero y la iglesia de San Pedro.

 

 

Deja un comentario