Las mejores actividades de agua de la provincia de Salamanca

Además de una impresionante riqueza monumental, una animada vida nocturna, una exquisita gastronomía y una gran variedad de pueblos con mucho encanto, la provincia de Salamanca complementa su oferta turística con la posibilidad de realizar numerosas actividades al aire libre, muchas de ellas relacionadas con el agua, lo que resulta ideal para disfrutar de la naturaleza en verano y combatir el calor de esta época.

Más de 70 espacios acuáticos como pozas, piscinas naturales, embalses, cascadas como la del Pozo de los Humos y playas de interior como las de los ríos Duero y Tormes. Muchos de ellos situados en zonas de especial protección para las aves (ZEPA), áreas declaradas Lugar de Interés Comunitario (LIC) y espacios Reserva de la Biosfera. Donde podrás realizar actividades como kayak, rafting, piragüismo o paseos en barco de la mano de empresas especializadas en turismo activo en Salamanca.

Entre todos ellos, destacan, por ejemplo, las playas de interior del Duero y el Tormes, y la playa de Sotoserrano, perteneciente al río Alagón. Así como las cascadas del Chorro en el Valle de Las Batuecas y del Pozo de los Humos, el embalse de la Almendra con casi 8.000 hectáreas o la piscina natural de Garcibuey, ubicada en un impresionante lugar con vistas a la Sierra de Béjar y a la Sierra de las Batuecas.

actividades de agua en Salamanca

Además, al noroeste, el río Duero y sus afluentes han ido excavando una serie de cañones sobre los que encontramos nuemrosas presas y saltos hidroleéctricos que vale la pena contemplar en cualquier época del año. Una de ellas es la de la Almendra, que acumula las aguas del Tormes justo antes de su confluencia con el Duero, ofreciendo un mar interior de 2.600 hectómetros cúbicos de capacidad y que, con 200 metros, posee actualmente el récord de altura. Pero también son destacables las presas de Aldeadávila de la Ribera, sobre el cauce del Duero, el salto de Saucelle y los embalses de Irueña, Águeda, el azud de Villagonzalo y de Santa Teresa.

Saltos de agua

El desnivel del terreno y el encajonamiento que caracteriza al paisaje de la región ha dado lugar auna gran variedad de pequeñas cascadas que se forman en los arroyos de los principales ríos, cuyo cauce varía en función de la cantidad de lluvias de la época del año. Uno de los más importantes, no solamente de la provincia, sino de toda la Península, es el Pozo de los Humos, donde las aguas del río Uces se precipitan a una altura de 50 metros de altura, creando una espectacular cortina de agua que, al caer, forman una singular nube de vapor muy parecida a los humos.

Pero también es muy destacable el Chorro de Las Batuecas, que caed desde 20 metros de altura. Un lugar del que disfrutarán mucho los amantes de la naturaleza tanto por la propia belleza de la cascada como del camino, lleno de una exuberante vegetación , pinturas prehistóricas y antiguas carboneras.

Tampoco debemos olvidar mencionar el Pozo Airón, uno de los pocos lugares de España en los que podemos acceder a una cascada incluso por detrás.

Paseos en barco

Las Arribes del Duero son uno de los mejores lugares de Salamanca para disfrutar de un divertido paseo en barco. Un paseo entre majestuosos cañones fluviales que permite contemplar muy de cerca las proezas de la naturaleza. Una actividad ideal para disfrutar en familia, ya que tanto los adultos como los más pequeños se lo apsarán en grande. Puedes hacer la excursión desde la playa del Rostro, junto a Aldeadávila, o desde el paraje de La Barca, en Vilvestre.

Por otro lado, debes saber que Salamanca cuenta con numerosos lugares de baño como pozas y piscinas naturales, para refrescarse en los calusosos días de verano disfrutando de un marco paisajístico de incomparable belleza. Es el caso, por ejemplo de las piscinas naturales de Villanueva del Conde, Serradilla del Llano, Valero, San Martín del Castañar y Aldeadávila de la Ribera.

Navegar en barca por el Tormes

Una de las actividades más divertidas que podemos hacer en Salamanca en verano es pasear en barca por el Tormes. Y es que, además de hacer ejercicio, pdorás disfrutar de unas maravillosas vistas de la Casa Lis, la Clerecía y las Catedrales, mientras vas dando un tranquilo paseo bajo los puentes de la ciudad que conectan ambas orillas del río.

En el embarcadero pdorás alquilar barcas de pedales para 2 ó 4 personas, kaykas, barcas de remos y canoas. Los paseos duran aproximadamente una hora, se proporcionan chalecos salvavidas y las instrucciones básicas sobre seguridad para que la actividad siempre suponga una experiencia positiva. Una actividad ideal tanto para familias con niños como para parejas. Incluso hay muchas parejas de recién casados o que van a casarse que deciden alquilar una barca para hacerse un reportaje fotográfico distinto y muy original.

 

Deja una respuesta