La Ruta del Múdejar por la provincia de Salamanca

Si hay algo por lo que Salamanca destaca por encima de otras provincias es por la gran heterogeneidad que caracteriza a sus comarcas. Con gastronomía, paisajes y obras de arte que la hacen única. Una impresionante riqueza que no solamente se encuentra al alcance de los salmatinos, sino también de todos aquellos que tengan la suerte de pasar unos días en la zona y conocerla.

En otras ocasiones ya hemos hablado en Hotel Regio de muchos de los bellísimos espacios naturales y de los conjuntos históricos que albergan sus encantadoras localidades, pero hoy queremos adentrarnos contigo en la Ruta del Mudéjar, donde se enmarcan varias poblaciones de las comarcas de Peñaranda de Bracamonte y Alba de Tormes.

El arte mudéjar es el arte realizado por los musulmanes que se encontraban viviendo en tierras cristianas. Entre los siglos XII y XIV las relaciones entre ambos pueblos fueron tan estrechas y el influjo cultural del pueblo musulmán tan grande que la mezcla de este tipo de obras resulta asombrosa, realizadas en su mayoría con procedimientos de construcción árabes y estructuras cristianas de estilo románico. En la decoración también puede apreciarse el gusto árabe, siendo el arco ciego el elemento protagonista. Pero también se hacen notar los elementos geométricos y la preocupación por el color.

Ruta del Mudéjar por Salamanca

La mayor parte de los edificios de estilo mudéjar de la provincia tienen carácter rural, ya que casi todas fueron construídos en pequeños núcleos de población. De hecho, se trata de un arte hecho por el pueblo. Templos surgidos en función de las necesidades de cada población siguiendo los gustos de los artesanos que las trabajaban. Todos ellos levantados con ladrillo como material principal, ya que la arcilla era el material más abundate y más barato de la zona. Por este motivo, el ate mudéjar puede parecer demasiado austero en comparación con las lujosas construcciones típicamente musulmanas, pero debe tenerse en cuenta que el románico era un estilo muy sobrio.

Iglesia de Santiago (Alba de Tormes)

Todo apunta a que este templo fue construido a finales del siglo XII, pero algunos piensan que es de época posterior. Lo que si se sabe a ciencia cierta es que fue un hospital de peregrinos y una residencia para la tercera edad. Cuenta con una única nave con al capilla mayor en semicírculo y llama la atención por su ábside con tres filas de arcos semicirculares.

Iglesia de San Juan (Alba de Tormes)

Esta iglesia fue construida a finales del siglo XII, pero también presenta algunos elementos arquitectónicos de épocas posteriores. Cuenta con una planta de tres naves rematada con una cabecera triple. En el interior alberga un impresionante Apostolado.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (Aldeaseca de la Frontera)

Fue construída entre los siglos XIII y XIV, época de la que todavía conserva el ábside, pero el resto de elementos son posteriores.

Iglesia de San Miguel Arcángel (Nava de Sotrobal)

Este templo tiene su origen en el siglo XIII. No obstante, tal es el deterioro que ha sufrido que solamente se conserva el ábside realizado en ladrillo como elemento original.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (Galenguillos de Alba)

Se trata de un templo bastante pequeño que solamente cuenta con dos naves.

Iglesia de San Juan (Turra de Alba)

Esta iglesia está compuesta por una sola nave y por una capilla mayor semicircular, de la que solamente se conserva la capilla como elemento original.

Iglesia de San Pedro (Villoria)

Se cree que este templlo fue erigido en el siglo XIII, pero no podemos afirmarlos a ciencia cierta. De hecho, su estructura responde más a la de los edificios defensivos, por lo que es posible que incluso fuera anterior a la unión de Castilla y León. de la estructura original se conservan la torre y la capilla mayor. Merece la pena entrar al interior para contemplar su hermoso artesonado del siglo XVI.

Iglesia del Salvador (Gajetes)

Esta iglesia fue construida a finales del siglo XII o a comienzos del XIII. Destaca por su ábside que conserva de la estructura original, pero presenta elementos de épocas posteriores debido a las numerosas reformas que se han ido llevando a cabo.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (Peñarandilla)

Este templo data de la primera mitad del siglo XIII y de esta época conserva el muro sur, parte del muro norte, la cabecera y el lienzo oeste.

Iglesia de San Pedro (Pedrosillo de Alba)

Este templo fue erigido en el siglo XIII, pero actualmente solamente se conserva el ábside del edificio original, ya que el resto se fue deteriorando con el paso de los años. En el interior alberga una valiosa pila bautismal del siglo XII.

Iglesia de Paradinas (San Juan)

Este templo ha sufrido numerosas modificaciones a lo largo de los siglos, por lo que a pesar de conservar todavía el ábside original, la mayor parte de los elementos son de épocas posteriores.

Iglesia de Nuestra Señora del Castillo (Macotera)

Este templo fue mandado a construir por el segundo Duque de Alba a finales del siglo XV, por lo que es una de las más recientes de esta lista. Debido a ello, presenta algunos elementos de estilo gótico. En su interior alberga un valiosísimo artesonado mudéjar que cubre toda la nave central.

Iglesia de San Pedro y San Felipe (Villar de Gallimazo)

Se trata de una de las iglesias más antiguas de esta ruta, pues fue construída en el siglo XII. No obstante, ha experimentado numerosas reformas en épocas posteriores.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (Cantaracillo)

Esta iglesia fue construida en el siglo XII, pero solamente conserva el ábside del templo original.

Iglesia del Salvador (Rágama)

Este templo data del siglo XIII, pero cuenta con numerosos elementos de los siglos XV y XVI, cuando sufrió varias obras de remodelación. Actualmente solamente se conserva el ábside original.

Deja un comentario