El Rebollar: la comarca que nació del bosque

La Sierra de Gata es el último macizo del Sistema Central. Es aquí donde encontramos uno de los grandes bosques de roble rebollo más extensos de toda la Península Ibérica, que cubren gran parte de las laderas de la Sierra y que dan nombre a este impresionante paraje protegido: El Rebollar. Un paraje que se sitúa a sólo 135 km de Hotel Regio (Salamanca), en la frontera con la provincia de Cáceres y con Portugal, y que comprende los municipios de Peñaparda, Navasfrías, Villasrrubias, Robleda y El Payo. Términos que quedan encuadrados dentro del Espacio Natural Protegido de El Rebollar y Los Agadones. Es precisamente esta ubicación en el extremo suroeste de la región lo que hace que las influencias atlánticas sean intensas, aunque esté enclavada en la región mediterráne.

Un privilegiado espacio natural que no pueden perderse los amantes de la naturaleza y aficionados al senderismo. Y es que se trata de uno de los espacios naturales protegidos más importantes de toda la provincia junto con la Sierra de las Quilamas, el Parque Natural de las Arribes del Duero, la Sierra de Candelario y el Parque Natural de las Batuecas. Un territorio con una extensa fauna que posee la masa de roble rebollo mejor conservada del mundo.

El Rebollar

Con una extensión de más de 50.000 hectáreas dominadas por piedras y rocas, siendo la Peña de la Canchera la cumbre más alta de la zona con casi 1.600 metros de altitud. Además, en los afluentes del río Águeda se forman preciosos bosques de galería, conocidos de esta forma por la curiosa manera en la que se distribuyen sus árboles.

Vegetación

Los ecosistemas de El Rebollar cuentan con un alto valor paisajístico. Y, aunque el ejemplar protagonista es el rebollo que da nombre al espacio natural, también podemos encontrar otras especies como las encinas, el pino resinero, el pino albar, el sauce, el aliso y el fresno. Estos últimos sobre todo en las riberas de los ríos, donde también es posible encontrar una amplia variedad de matorrales. Todo ello repartido entre tres zonas bien diferenciadas: la Sierra de Gata con un paisaje serrano; la parte de piedemonte o penillanura; y los ríos y arroyos.

Fauna

Pero este espacio no solamente destaca por su gran riqueza vegetal, sino también por ser uno de los parajes en los que habita el lince ibérico, especie que actualmente se encuentra en grave peligro de extinción, así como otras especies como  la nutria. La lista de vertebrados incluye 229 especies, de los cuales 180 son reproductores seguros y 49se reparten entre diferentes categorías de presencia. En cuanto a las aves destacan especies tan interesantes como el águila real, el alimoche, el azor, el gavilá, el buitre leonado o la cigüeña negra. Pero también encontramos numerosos reptiles como la lagartija de bocage, el eslizón ibérico y la víbora hocicuda, y peces como el barbo ibérico y la trucha común. Debido a ello, la zona también es un lugar ideal para los aficionados a la obervación de aves y a la pesca.

Senderismo

El espacio protegido de El Rebollar cuenta nada menos que con 200 km de caminos que han sido habilitados por la Mancomunidad del Alto Águeda para la práctica del senderismo. Sin duda, la mejor forma de sumergirse en los impresionantes parajes de este lugar y descubrir la increíble belleza de sus rincones naturales, que sorprenden al viajero a cada paso. Pudiendo ser recorridos tanto a pie como en bicicleta. En total existen tres senderos de corto recorrido y otros dos de gran recorrido. Además, cabe destacar que también se ha recuperado la ruta que a mediados del siglo XX era utilizada por los contrabandistas en la frontera con Portugal para llevar productos que no se encontraban en España durante la Postguerra.

A lo largo de todas estas rutas podrás encontrar numerosos textos explicativos sobre las difernetes zonas e indicaciones sobre los puntos más interesantes que pueden visitarse. Además, es imposible perderse, ya que los senderistas pueden conocer en todo momento el punto exacto del recorrido en el que se encuentran a través de estos paneles. Incluso existen aplicaciones para móviles muy útiles que pueden descargarse de manera completamente gratuita y que ayudan a los caminantes tanto a seguir el camino correctamente como a conocer más detalles sobre los diversos recursos naturales que puede encontrar a lo largo del trayecto, tanto vegetales como animales.

Etnología

Pero además, si decides visitar la comarca del Rebollar, tendrás la oportunidad de sumergirte de lleno en la esencia más rural y en las formas de vida más arraigadas de sus habitantes, donde todavía se conservan costumbres muy curiosas, como una forma propia de «habla», lo que confiere a esta zona un gran interés etnográfico. Una variedad local de altoextremeño (dialecto del idioma asturleonés) que todavía hablan alrededor de 4.000 personas.

Deja un comentario