El alcornocal de Valdelosa: el gran último alcornocal de Castilla y León

Este antiguo alcornocal de ubica al norte de Salamanca, en los alrededores de la localidad de Valdelosa, a sólo 45 km de Hotel Regio (Salamanca). Un bellísimo espacio natural donde los campos de cereales se alternan con los bosques de encinas, rebollos y quejigos. Y entre todos ellos, los grandes protagonistas, los troncos descarnados y rojizos del alcornoque. El alcornoque es un árbol de hoja perenne y gran copa que puede llegar a alcanzar una altura de 12 metros y llegar a vivir hasta los 300 años. Cultivado y explotado en esta zona desde el siglo XV.

Un espacio de nada menos de que 6.000 hectáreas de superficie que lo convierten en el alcornocal más extenso de toda la comunidad de Castilla y León.  Uno de los bosques más singulares y valiosos de toda la región. Siendo la auténtica joya de la corona el alcornoque de Los Carretos, incluido dentro de la ruta de las «Catedrales Vivas». Un magnífico ejemplar que sorprende al caminante con su majestuoso porte y por su antigüedad. Recibe su nombre porque solamente él puede llenar varios carros de corcho.

Si decides visitar Salamanca y eres un gran amante de la naturaleza, no puedes perdértelo, ya que el recorrido a través del mismo permite concoer algunos ejemplares extraordinarios de alcornoques, además de numerosas jaras y cantueños, que van acompañando todo el itinerario. Pero también podrás disfrutar de la observación de numerosas especies de aves.

alcornocal de Valdelosa

Pero además de destacar por su gran valor medioambiental, el alcornocal de Valdelora aporta riqueza económica, ya que de él se obtienen alrededor de 300.000 kilogramos de corcho. Una labor que se realiza a través de la «saca» de manera tradicional. Un perfecto modelo de economía sostenible de los recursos naturales que permite una constante explotación del corcho cada año mediante la rotación de los diez sectores en los que se divide el bosque. Cada mañana al amanecer durante el mes de julio, los sacadores se distribuyen por parejas y vanguiados por el «manejero» para realizar esta tarea. Una labor muy sencilla pero que requiere de mucha destreza y tacto para evitar causar daños al árbol. De esta forma, retiran las corchas que están acumuladas bajo el tronco para llevarlas a los lugares en los que se seleccionan y transforman.

Rutas por el Alcornocal de Valdelosa

La ruta para conocerlo parte desde Zamayón y se extiende a lo largo de 14 km en sentido circular. Siendo la duración a pie de 3 horas y media aproximadamente y en bicicleta de 1 hora y media. Su dificultad es baja por lo que no es necesario estar en forma para hacerlo. De hecho, es un itinerario perfecto para hacer incluso con niños pequeños. La época más recomendable para hacerlo es en otoño o en primavera, ya que además de no hacer ni mucho frío ni mucho calor, es cuando el bosque nos ofrece su mayor belleza. En primavera llena del colorido de las flores y en otoño de los tonos rojizos, amarilos y anaranjados propios de esta estación, lo que le confiere mucho encanto.

No obstante, esta buena caminata no es más que una pequeña porción de la extensa dehesa de alcornoque. La primera parte del recorrido hasta a llegar a Valdelosa te mostrará preciosos ejemplares de alcornoques que se identifican con gran facilidad gracias a su tronco de color rojizo sin la corteza agrietada de color grisáceo. Podrás observar aves tan interesantes como el buitre leonado, el águila calzadao el águila culebrera. Aunque la presencia de la cigüeña negra ya es motivación suficiente para que los aficionados a las aves deseen realizar la ruta.

La segunda parte es la vuelta a Zamayón, que recorre una zona de dehesa de encinas en las que podrás encontrar auténticas «catedrales vivas», unos majestuosos ejemplares de encina donde viven numerosas aves como cucos, mochuelos, golondrinas, rabilargos y milanos, entre otros muchos.

Sin embargo, debes saber que también existen otras rutas por la zona, como la Ruta Circular del Centro de Interpretación del Alcornocal, que parte del pueblo y que cuenta solamente con 6 km; y la Cañada de las Negras, que va de San Pelayo de Gureña hasta Valdelosa, extiendiéndose a lo largo de 12,5 km por las vías pecuarias que se utilizaban para transportae el ganado, desde el Valle de la Rivera de Cañedo hasta el bosque de alcornoques.

Además, por la zona también encontrarás otroos itinerarios como la Ruta de las Catedrales Vivas y la del Centro de Interpretación de los Camisno Históricos de Calzada de Valdunciel. Este último permite al viajero adentrarse en la historia de los Caminos en España e incluye el trazado de los caminos a los largo de la historia, las construcciones realizados en ellos, una breve visión de la evolución de los transportes usados y los grupos de personajes que los recorrieron en el pasado.

 

 

Deja un comentario