Curiosidades sobre los medallones de la Plaza Mayor de Salamanca

La Plaza Mayor de Salamanca siempre ha sido un espacio al servicio de los intereses de sus gobernantes, siendo uno de los puntos preferidos de reunión para sus ciudadanos y el lugar de entretenimiento por excelencia de toda la ciudad, ya que en ella se han organizado todo tipo de espectáculos, y escenario de numerosos eventos, tanto políticos como religiosos. Incluso, hubo una época en la que la justicia la usó como altavoz para sus propósitos, convirtiéndola en su patíbulo aprticular, donde los condenados a muerte serían ejecutados. Dando así ejemplo al resto de vecinos de la capital de cuál sería el fin que tendrían todos aquellos que osaran perturbar la tranquilidad de los conciudadanos.

Así pues, la Plaza Mayor de Salamanca ha sido testigo de numerosos acontecimientos a lo largo de los siglos. Por eso, son muchas las curiosidades sobre el proceso de construcción, usos que ha tenido y acontecimientos históricos que en ella han ocurrido. En otra publicación ya hablamos de ellas, hoy en Hotel Regio queremos centrarnos en las curiosidades sobre los medallones que la decoran en los numerosos arcos de sus soportales. Donde se muestran a todas aquellas figuras importantes que en distintos momentos y por diferentes circunstancias han estado relacionadas con la ciudad.

medallones de la Plaza Mayor de Salamanca

Entre las curiosidades más detsacadas encontramos el medallón fantasma de Manuel Godoy, que fue destrozado en 1808. Pero hay que decir que este medallón no es el único que está vacío. Hay 23 más. Aunque lo cierto es que en este caso ninguno de ellos llegó a mostrar nunca una figura. También hay medallones como el de Franco que han sido retirados recientemente y un amplio cortejo de reyes. Sin embargo, resulta sorprendente que no haya un medallón para Alfonso IX, fundador de la Universidad de Salamanca en el año 1218. En cambio, si hay tres para la figura de Felipe V. Unos tanto y otros nada.

Un medallón fantasma

Hay un medallón, junto al arco de la salida a la Plaza del Corrilo, en el Pabellón de Petrineros, donde no existe ninguna figura. Muchos viajeros no saben que en este medallón se encontraba antiguamente la figura de un notable español, Manuel Godoy, conocido como «el Príncipe de la Paz». Fue destrozado el 22 de marzo de 1808 durante las algaradas que los estudiantes universitarios provocaron tras la destitución del mismo después de que se produjera el Motín de Aranjuez. Los estudiantes pidieron al gobernador, que ese momento era el Marqués de Zayas, que fuera destrozado, por lo que se contrató a un picapedrero para que borrase la figura. Desde entonces se encuentra de esta forma y no ha vuelto a ser ocupado, ya que se mantiene en memoria de este acontecimiento histórico.

Tres medallones para Felipe V

Por si uno no era suficiente, en la Plaza Mayor de Salamanca podemos encontrar nada menos que tres medallones dedicados a la figura de Felipe V, que se convirtió en el primer rey de la dinastía de los Borbones, al morir el último heredero de los Austrias. Cuando Carlos II fallecióen el año 100 sin descendencia, estalló la Guerra de Sucesión, que fue ganado por Felipe V, perteneciente a la misma familia que la Casa Real que tenemos en España acualmente.

El primer medallón se localiza en el arco central del Pabellon, esculpido como agradecimiento por haber autorizado la construcción de la Plaza Mayor.

Los otros dos medallones son un homenaje a cada uno de sus dos reinados. El primer entre 1700 y 1724 y segundo después de la muerte de su hijo Luis, gobernando entre 1724 y 1746. Después de que su hijo falleciera sólo unos meses después de haber sido coronado, el reinado volvería a sus manos. Por eso, es la figura que más medallones tiene en esta plaza.

Ambos fueron creados por Alejandro Carnicero, pero no son iguales. En el primero, el rey mira hacia la izquierda luciendo un sombrero, mientras que en el segundo su cabeza no está cubierta y está situado hacia la derecha, observando a sus hijos Luis I y Fernando VI, quién le sucedió a su muerte en el trono.

Un medallón con el único rey salmantino

En el Pabellón Real también podemos encontrar un medallón en el que se muestra la figura del único rey completamente salmantino, Alfonso XI de Castilla, apodado «El Justiciero». Nació el 13 de agosto de 1311 y murió el 16 de marzo de 1350 en Gibraltar tras contagiarse de la peste negra. Muy apreciado por haber creado la figura de corregidor en la ciudad con el objetivo de contorlar la autonomía de los poderes locales desde la corte.

La retirada del medallón de Franco

El medallón de Franco que se podía ver en la Plaza Mayor de Salamanca desde el año 1937 junto a los de los Reyes de España, fue retirado el 9 de junio de 2017 en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, cerrando de esta manera una rpesencia ininterrumpida de 80 años. Una retirada que resultó bastante polémica, ya que entre los asistentes hubo quienes estuvieron de acuerdo y quienes no con este acto.

 

Deja una respuesta