Actividades de aventura que puedes hacer en Salamanca

No cabe duda de que Salamanca es una de las ciudades más bellas de nuestro país. Una ciudad con un impresionante patrimonio histórico artístico que han ido legando a la ciudad las diferentes civilizaciones que en ella se han asentado. Huellas de un intenso pasado capaces de transportar al viajero a otra época y hacerle vivir una experiencia inolvidable. No en vano su casco antiguo fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1988. Todo ello acompañado por una gastronomía capaz de deleitar incluso a los paladares más exigentes y por multitud de actividades que la ciudad ofrece, tanto cuando se viaja en familia como con amigos.

Por eso, pasar unos días en Hotel Regio es una de las mejores opciones para desconectar del estrés y de las preocupaciones diarias y disfrutar de todo lo que la ciudad puede ofrecer, tanto a nivel cultural como gastronómico y de ocio. Si el extenso patrimonio de la ciudad y su animada vida nocturna no consiguen agotar tus energías, la ciudad cuenta con una gran oferta multiaventura. Un complemento perfecto para unas vacaciones llenas de emoción.

Los amantes del turismo activo cuentan con una gran variedad de actividades de aventura que pueden realizar en los pueblos y parajes de los alrededores como senderismo, montar en bici, escalada, rafting, etc. Pero para aquellos que busquen actividades algo más tranquilas, Salamanca tampoco deja lugar para el aburrimiento.  Como tierra de contrastes que es, la localidad nos ofrece todo un elenco de actividades para liberar adrenalina, olvidarse del estrés y caer redondo en la cama. La aventura nos aguarda en cada rincón. un río con tramos de furia y de calma para practicar piragüismo, pasos habilitados para bicicletas, escarpadas laderas para descolgarse y un largo etcétera.

A continuación te mostramos algunos ejemplos de las actividades de aventura y deporte que puedes hacer en la ciudad durante tus estancia.

actividades de aventura

1. Piragüismo en el río Tormes

Disfruta de otra perspectiva de la ciudad embarcándote en el río Tormes. Este río es navegable en piragua durante un largo tramo, desde El Barco de Ávila hasta Alba de Tormes. Se trata de una ruta apta para principiantes cuyo único requisito es saber nadar. Un itinerario de impresionante belleza que permite disfrutar del paisaje. No obstante, es aconsejable no relajarse demasiado, ya que también cuenta con algunas sorpresas emocionantes, aunque fáciles de salvar,

A lo largo del recorrido se atraviesan las lagunas de Solana y Becedas, rodeadas de precioso parajes naturales llenos de frenos y robles. Después se llega al embalse de Santa Teresa que nos lleva hasta Alba de Tormes, población famosa por ser la villa de los Duques de Alba. El río continúa su curso hasta Capio Bernardo y Cilloruelo, poco antes de adentrarnos en la ciudad de Salamanca.

La ventaja es que esta excursión puede realizarse en un día y se encuentra disponible todo el año, incluso en los meses de invierno. además, puedes optar por una piragua individual o una doble en el caso de que vayas con niños o quieras ir acompañado de algún amigo.

2. Polideportivo de Salas Bajas

Para aquellos que quieran practicar deporte durante su estancia o jugar a algún deporte de grupo, el complejo polideportivo de salas Bajas es la mejor opción. Se trata de un complejo al aire libre que cuenta con dos pistas de tenis, campo de rugby, pistas de atletismo, un circuito de carrera continua y un campo de fútbol. Todo lo que cualquier aficionado al deporte necesita para mantenerse en forma o para disfrutar de una tarde en familia o con amigos. Además, debes saber que este complejo también ofrece la posibilidad de practicar el inusual deporte del tiro con arco. Nada mejor que hacerlo al aire libre para sentirse como un auténtico Robin Hood en los bosques de Sherwood.

3. Paseo fluvial en bicicleta

Aunque su nombre puede llevar a confusión, el paseo fluvial en bicicleta no invita a lanzarse al río Tormes montada en una. Se trata de un carril habilitado para ello que pasa por la orilla. Y no solamente para dar paseos durante los momentos de ocio, sino también como alternativa de desplazamiento para los salmantinos y personas que visiten la ciudad. El carril ha sido ampliado recientemente y recorre un buen tramo de la ribera del Tormes, pasando por debajo del puente Eiffel. Además, se trata de un excelente lugar para hacer un descanso y charlar con los amigos o que los niños puedan disfrutar jugando, ya que hay extensas zonas arboladas y de césped que invitan a desconectar del bullicio urbano.

4. Paintball

En Salamanca también es posible disfrutar de una de las actividades más populares y recientes que se han puesto de moda en los últimos años en nuestro país. estamos hablando del paintball o guerra de pintura. Una actividad muy divertida en la que los participantes se dividen en grupos y deben luchar por mantenerse libres de pintura. El objetivo es disparar y acertar una bola de pintura al enemigo mientras se corre por un terreno al aire libre. Con lo cual, en este juego la estrategia de equipo es muy importante. ¿Serás capaz de aguantar sin ser manchado de pintura y alcanzar la victoria?

 

Deja un comentario