Vael Equipe: aventura para toda la familia

La Sierra de las Quilamas ofrece infinidad de opciones de ocio en contacto con la naturaleza. Una de las mejores es disfrutar del parque de aventura en los árboles en familia. Con circuitos perfectos para todo tipo de niños, ya que se han diseñado diferentes niveles de dificultad en función de la altura, la edad y la destreza. Esto permite disfrutar de una experiencia única sin riesgo.

Situado a sólo 50 km de Hotel Regio (Salamanca), en el corazón de la Sierra de Quilamas, en la localidad de San Miguel de Valero, Vael Equipe es un divertido parque de aventuras que cuenta con distintos espacios con actividades adaptadas para todas las edades que resulta ideal para ir en familia o con amigos.Y lo mejor de todo es que no requiere de una condición física especial para disfrutar de la actividad, solamente llevar ropa y calzado cómodos.

Compuesto por puentes, tirolinas, toneles, redes y otros muchos restos, para que disfrutes saltando de árbol en árbol en las alturas. Pero además, el parque dispone de un minigolf, una zona de juegos al aire libre, un campo de paintball y un Laser Combat. También se llevan a cabo actividades de orientación y senderismo y cuenta con un merendero para el uso y disfrute de los clientes, donde podrás organizar un agradable picnic en familia.

Además, muy cerca del parque de aventura hay unas piscinas naturales que son perfectas para refrescarse en los meses de verano. Un final perfecto para una jornada de auténtica diversión en plena naturaleza.

Vael Equipe

Parque de aventura Vael Equipe

El Parque de Aventura Vael Equipe recibe su nombre del Dios Vael, dios de los bosques y las montañas, representado por un lobo que protegía los territorios inexplorados.

Cuenta con juegos de equipo o team building, pensados para fomentar y potenciar el trabajo en equipo a través de la adopción de estrategias de trabajo cooperativo y en grupo. Por ejemplo, cruzar una red de araña gigante, superar un muro, atravesar un laberinto o mantenerse en equilibrio.

Eso sí, para poder participar en él, es necesario tener más de 4 años. Para niños que aún no hayan cumplido esta edad, hay una cama elástica y un arenero donde pueden quedarse jugando.

Además, si tú no quieres participar, puedes quedarte tomando un refresco en el área recreativa y que sean tus hijos los que disfruten de la aventura mientras tú te relajas. Aunque lo cierto es que supone una experiencia muy divertida para todos, por lo que es muy recomendable.

Circuitos aéreos

Desde el primer momento en que el visitante accede a las instalaciones, estará atendido por el personal del parque, que es muy profesional y atento.

La actividad tiene su punto de partida en el circuito briefing, donde instructores expertos os explicarán cómo ponerse el material y os informarán sobre las normas de seguridad para que podáis disfrutar al máximo del parque. Enseñando a manejar el Equipo de Protección Individual, formado por cintas de seguridad, arnés, polea, conectores y casco. Pero también se realiza un repaso de las normas de seguridad y condiciones de uso del parque.

Es obligatorio que todos los participantes pasen por este circuito antes de continuar con lo demás. A partir de este momento, y en funció de la edad, la destreza y la altura, es posible realizar otros tres circuitos.

Los niños de entre 4 y 8 años pueden comenzar en el Circuito Pequeña Aventura, que está diseñado con desafíos a su medida, como el tonel, el puente del cocodrilo, una tirolina rápida y una liana de tarzán.

Por su parte, los niños a partir de 9 años pueden iniciar su aventura en el Circuito de Descubrimiento (circuito verde), donde tendrán que enfrentarse a 12 retos y juegos de altura pensados para el disfrute de toda la familia.

Por último, aquellos que busquen aventura, que tengan más de 12 años, midan más de 1,5 metros de altura y que hayan superado el circuito verde, podrán pasar al Circuito de las Sensaciones (circuito azul), donde encontrarán 15 retos más largos, de mayor dificultad y a más de 7 metros de altura.

Los circuitos de llevan a cabo varias veces y, al terminar, se paga en función de la dificultad del último circuito que se haya recorrido.

Búsqueda del tesoro

Por otro lado, debes saber que, recientemente, el parque de aventrua ha puesto en marcha un nuevo programa de rutas familiares que se convierten en divertidas búsquedas del tesoro para los más pequeños. Con la ayuda de un mapa y junto a sus padres, podrán recorrer diferentes paisajes del entorno de la localidad de San Miguel de Valero. Los aromas, los colores y los animales que encontraréis a lo largo del camino y la emoción de encontrar el lugar buscado se transforman en recuerdos y anécdotas entrañables donde los niños aprenderán a cuidar y a querer al medio ambiente.

“La Aventura de la Reina Quilama y el árbol del Castillo “ o “El cuerno de Calamorros” son dos de los cinco itinerarios diseñados que tienen como objetivo que las familias disfruten y que los niños pasen una agradable jornada en contacto con la naturaleza.

 

 

 

Be Sociable, Share!

Deja un comentario