Ruta de las iglesias románicas del Tormes

Tras dejar la capital, las aguas del río Tormes bañan otras poblaciones salmantinas donde podemos admirar templos románicos de impresionante belleza. Por eso, si eres un gran amante de la época medieval y tienes pensado pasar unos días de vacaciones por la provincia de Salamanca, no puedes perderte esta interesantísima ruta de las iglesias románicas del Tormes. Un itinerario rico en arte, historia y cultura que no te dejará indiferente.

ruta de las iglesias románicas del Tormes

Iglesia de Santa María (Almenara del Tormes)

La iglesia de Santa María, ubicada en la pequeña localidad de Almenara del Tormes que se encuentra a sólo 15 km de Salamanca, es una de las mayores joyas arquitectónicas, artísticas e históricas de la misma. Aunque para muchos pasa desapercibido por no encontrarse dentro de las guías turísticas convencionales, lo cierto es que el pueblo de Almenara llama la atención por su increíble riqueza cultural. Siendo especialmente destacables su iglesia del siglo XII y su ermita, que enamoran a todos aquellos que deciden hacer un alto en el camino y adentrarse en esta pequeña villa.

La iglesia románica de Santa María presenta una planta de cruz latina y una espadaña posterior que alberga el campanario. En la fachada, podemos admirar su preciosa portada de arco de medio punto abocinado con varias figuras evangélicas. No obstante, también conserva algunos elementos del gótico que fueron hechos dos siglos más tarde.

En el interior, su pila bautismal coronada por un pequeño vano que deja entrar la luz del exterior, sus paredes policromadas, el Pantocrátor, la figura del Cristo Yacente del siglo XVI y el imponente retablo de colores dorados no dejarán que apartemos la vista ni por un segundo. Y si miramos hacia arriba, nos encontraremos con una de las mayores joyas de estilo mozárabe de la zona.

Iglesia de San Román Mártir (Torresmudas)

A pocos kilómetros de Almenara del Tormes se encuentra la iglesia de Torresmudas, declarada Bien de Interés Cultural. De lo que fueron los elementos originales de la construcción del siglo XII, solamente se conserva la portada en piedra arenisca. No obstante, merece la pena desviarse para poder admirarla.

El resto del edificio, capilla mayor, nave y espadaña fueron renovados en el siglo XVIII. La portada destaca ligeramente del muro de la nave rematando en la parte superior con un tejaroz cubierto por tejas. De arco de medio punto con tres arquivoltas, la exterior de apoya sobre el muro y se encuentra decorada con motivos animales y vegetales, y las dos interiores con baquetón en zigzag, descansando en columnas con capiteles de talle tosco y escaso relieve profusamente ornamentados.

Iglesia de Santa Elena (Ledesma)

La iglesia de Santa Elena es un templo que queda encuadrado dentro del estilo románico rural, aunque las diversas transformaciones que ha ido experimentando a lo largo de los siglos hacen que hoy muestre un aspecto bastante distinto al que mostraba en el siglo XII.  Y es que durante la época barroca se añadió una torre con espadaña y un poco más tarde un nuevo cuerpo como sacristía. La portada presenta una apariencia sencilla, con arquivoltas lisas sobre jambas escalonadas, mientras que la puerta norte se encuentra llena de columnas de capiteles vegetales.

Iglesia de Santa María la Mayor (Ledesma)

Sin marcharnos aún de la localidad de Ledesma, podemos vivistar otro bellísimo templo románico que fue construido en época posterior, la iglesia de Santa María la Mayor. Aunque su origen es de estilo románico, como reflejan una parte del hastial de poniente, el primer cuerpo de la torre y la bóveda de cañón, lo cierto es que la mayor parte del edificio fue levantado a finales del siglo XV, siguiendo el estilo gótico. De hecho, se trata de una de las mayores joyas del gótico hispano-floamenco de toda la provincia de Salamanca. Motivo por cual, se encuentra declarada Bien de Interés Cultural. No obstante, también cuenta con algunos elementos de épocas posteriores, como la capilla mayor, la estructura en forma de cocnha del ábside y la espadaña.

Iglesia de San Justo (Santibáñez del Río)

Esta iglesia se encuentra ubicada a sólo 8 km de la capital salmantina, en la carretera que conecta Doñinos con Villamayor. Declarada Patrimonio Histórico en 1983, es una de las grandes joyas arquitectónicas y artísticas de la localidad. Construida a finales del siglo XI, se trata de un templo de nave única elaborado con piedra de sillería arenisca. Llama la atención especialmente por la portada de la fachada sur, donde podemos ver una arquivolta de medio punto ornamentada con un friso de rosetas donde pueden observarse serpientes y otros animales, y una cabeza humana.

Pero además, no podemos marcharnos del pueblo sin visitar los restos del convento destruido en 1626 por una riada, las diversas muestras de arquitectura popular y la fuente que se encuentra a la sombra de un fresno cemtenario. Un lugar ideal para dar un tranquila paseo al atardecer y disfrutar de la paz y el sosiego que se respira en sus calles.

 

 

 

Be Sociable, Share!

Deja un comentario