Lugares donde celebrar el Lunes de Aguas

El Lunes de Aguas es un día festivo que se celebra en Salamanca, donde los amigos y familiares se reúnen para comer el típico hornzado en el campo o en cualquier rincón de la ciudad. Una fiesta pagana cuyo origen se remonta al siglo XVI y de la que los salmantinos se sienten orgullosos actualmente, por ser única y exclusiva de la provincia. Fue Felipe II, durante un viaje a la ciudad en el año 1543 para desposarse con la princesa María de Portugal, con sólo 16 años, cuando quedó horrorizado del verdadero rostro de Salamnca durante las celebraciones que se sucedieron en los días posteriores. A pesar de su juventud, destacaba por su carácter sobrio, religioso y poco dado a los placeres vanales.

Su sorpresa fue mayúscula cuando contempló como la sobria y señorial capital, considerada como el templo del saber y luminaria del cristianismo europeo, el dogma y la palabra, se lanzaba a los brazos de una enorme bacanal sin límites y sin ningún pudor. Y es que en aquella época, Salamanca contaba nada más y nada menos que con 8.000 estudiantes. Una cifra considerable si pensamos que Madrid contaba solamente con 11.000 habitantes en este momento. Llegando a hablar de ella como «el mayor burdel de Europa». Tabernas insanas y lujuriosas, casas de amncebamiento de todo tipo y un amplio abanico de atentados contra la moralidad. No en vano, en esta época Salamanca se convirtió en inspiración para numerosas obras literarias de picaresca, alcahuetas y demás personajes que poblaban la ciudad.

Lunes de Aguas

Así pues, Felipe II decidió promulgar un edicto en el que se ordenaba que, durante los días de Cuaresma y Pasión, la prohibición de comer carne se extendiera a todos los ámbitos y, para evitar este tipo de conductas inmorales, obligó que las prostitutas fueran expulsadas de la ciudad y, si alguna se atrevía a acercarse, sería duramente castigada. Después del Lunes de Pacua, regresaban a la ciudad cruzando el río en barca, cuando se celebraba una gran fiesta llena de desenfreno, poniendo fin a los instintos reprimidos durante tanto tiempo. De esta forma, el vino y lo carnal corrían a raudales en este día. Culminando la fiesta con una zambullida en el río que da nombre a la misma. El Santo Oficio prohibió el Lunes de Aguas para evitar todo esto, pero sin embargo, ha permanecido en el calendario festivo de la ciudad con unas connotaciones menos desenfadadas.

En la actualidad, el Lunes de Aguas poco tiene que ver con la celebración que era en sus ogígenes. Hoy, es una fiesta que los salmantinos pasan con la familia y los amigos, compartiendo un picnic para dar la bienvenida a los días cálidos de la primavera. Por lo general, comienza a las 3 de la tarde, cuando todo el mundo acude a la orilla del río, a un parque o a un campo a comer, donde el plato protagonista es el hornazo. Una empanadilla rellena de lomo de cerdo, chorizo, tocino y todo tipo de carne. Una receta surgida como forma de terminar antiguamente con la prohibición de comer carne durante la Cuaresma. La venden en cualqueir pabadería de la ciudad tanto en los días previos como en este día. Si coincides en la ciudad en estas fechas, no dudes en ir a comprarlo. Cierra los ojos y saboréalo imaginando como debió ser hace cinco siglos. Y, sin duda, los mejores sitios para hacerlo son los que te mostramos a continuación.

La Aldehuela

La Aldehuela es el sitio por excelencia para celebrar un auténtico Lunes de Aguas entre amigos. Para poder disfrutar de este espacio, cada año el Ayuntamiento habilita un servicio especial de autobús que llega hasta el lugar de forma ininterrumpida desde las 16 a las 22 horas. Si vas en familia, uno de los mejores lugares es el merendero y el Monte de Utilidad Pública.

Puente Romano

Otro de los lugares preferidos por los jóvenes es el entorno del Puente Romano. Se puede llegar hasta este lugar a pie, pero si te queda muy lejos, siempe puedes tomar las líneas 1, 3, 4 y 6 de autobús, que tienen paradas cercanas al viaducto.

El Zurguén

Los prados de Zurguén han ido ganando popularidad entre los salmantinos en los últimos años. Perfecto para aquellos que huyen de las aglomeraciones que se forman en otras zonas más saturadas. Puede llegarse a pie o en la línea 9 de autobús.

Huerta Otea

Los prados de la Huerta Otea son una magnífica opción. Muy frecuentada por aquellos salmantinos que huyen de las zonas tradicionales y que prefieren pasar la fiesta en un entorno más tranquilo. Se encuentra junto al puente de la Universidad y puede llegarse a pie o en la línea 13 de autobús.

Buenamadre

Buenamadre es uno de los lugares preferidos para celebrar el Lunes de Aguas, ya que la fiesta coincide con la celebración de Nuestra Señora de los Remedios. Para llegar hasta el lugar, es neecsario coger el coche y conducir por la A-62 hasta La Fuente y después tomar el desvío por la SA-305.

Valcuevo

Para ir a Valcuevo es necesario conducir por la carretera de Ledesma (SA-300) hasta el kilómetro 10, en el término de Valverdón. Eso sí, es importante que salgas con tiempo, ya que a la altura de Villamayor se forman grandes atascos cuanto más nos acercamos a las 2 de la tarde.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario