Los Arapiles: la batalla que cambió el rumbo de la historia de Europa

A sólo 8 km de Hotel Regio (Salamanca), se ubican Los Arapiles, una gran planicie con dos cerros que se encuentran declarados Sitio Histórico. Y es que en este lugar el 22 de julio de 1812 se libró una de las batallas más importantes de la Guerra de la Independencia (1808-1814). La mayoría de los historiadores consideran la derrota de Arapiles como el principio del fin del gran imperio que estaba forjando Napoleón.

Bajo el mando del Duque de Wellington, el ejercito aliado formado por españoles, portugueses, alemanes e ingleses, derrotó al temible ejército francés de Napoleón, que en ese momento se encontraba bajo el mando del mariscal Marmont. Un combate en el que participaron alrededor de 100.000 hombres.

Los franceses sufrirían 12.500 bajas, mientras que los aliados solamente eprdieron a 5.200 hombres. Además, generales como Bonnet, Desesgravier, Ferney, Marchand o Thomieres, auténticas leyendas de su Francia natal, dejaron su vida en Arapiles o fallecieron poco después por las heridas sufridas en la batalla. Lo que supuso la derrota del ejército francés. Siendo la primera ofensiva que haría desalojar a los franceses de España. Un gran monolito sobre el Arapil Grande conmemora la hazaña.

Arapiles

José Bonaparte, desolado por el avance del Duque de Wellington, huyó de Madrid para buscar refugio en Valencia. Tomando la derrota como una señal de que España empezaba a perderse y que esto le costaría el trono. Además, la batalla de Arapiles privaría a los franceses de las bases y arsenales que necesitaban para llevar a cabo la invasión de Portugal.

Según asgeuran las crónicas de la época, el poderoso ejército francés partía con ventaja. Con lo cual, la derrota supuso una lección táctica magistral, lo que unida a los errores estratégicos y a la mala suerte de las tropas de Napoléon en el campo de batalla contribuyeron a poner la primera piedra de su declive. Tres años más tarde, la batalla de Waterloo terminaría por certificarlo. Pero fue en el campo de combate de Los Arapiles donde que empezaron a morir las aspiraciones napoleónicas de dominar Europa.

Por su parte, el antiguo regimiento Ligero de Lanceros de Castilla, conocido como la Brigada de Don Julián, era el que mejor conocía la orografía del terreno, lo que, sin duda, les ayudó a ganar. La rápida descomposición de las tropas francesas y su reacción en el terreno de combate ante la adversidad y el poder demostrado por los aliados  no pudo impedir la pérdida de su flanco izquierdo, lo que resultaría determinante para la victoria.

Es aquel sangriento suceso acaecido hace más de dos siglos en Salamanca lo que mostró el camino al resto de enemigos franceses en Europa.  Siendo resumido por el mariscal español Miguel de Álava en su carta a la Regencia dos días después como: “La suerte de Castilla está decidida”. Y, por supuesto, como evidenció la posterior derrota francesa en Rusia, también la del continente.

¿Qué ver en Los Arapiles?

El área salmantina declarada Bien de Interés Cultural comprende únicamente una tercera parte del campo de batalla que se ubica entre Calvarrasa de Arriba, Arapiles, la alquería de Pelagarcía y la frontera entre los términos de Terradillos y Arapiles.

Si eres un gran apasionado de la historia, y especialmente de la historia militar, no puedes dejar pasar la oportunidad de visitar este lugar que supuso un antes y un después en la historia de Europa del siglo XIX. Existe un itinerario señalizado que conduce al viajero a los diferentes lugares del campo de batalla. Con hitos como:

  • La ermita de Nuestra Señora de la Peña, en el municipio de Calvarrasa de Arriba, donde tuvieron lugar las primeras escaramuzas.
  • El pueblo de Las Torres, donde se inició la carga de caballería al mando del general Le Marchant.
  • El Teso de San Miguel, puesto de mando del ejército aliado.
  • La cima de Los Arapiles, donde se establecieron potentes baterías artilleras.
  • El Pico de Miranda, donde murió el general francés Thomières.
  • Las alturas de Aldeatejada, donde el Duque de Wellington se reunió con el general Pakenham para ordenar el comienzo del ataque aliado.
  • Las lomas de El Sierro, donde la División del general Ferey defensió la retirada de sus camaradas tras la derrota.
  • La propia localidad de Arapiles, en cuyas calles combatió la Guardia Real Británica.

 

Además, en el pueblo de Arapiles se localiza un Aula de Interpretación donde podrás obtener más información sobre los detalles de la batalla a través de reproducciones, paneles informativos, maquetas, elementos de la época, un espectacular diorama y material audiovisual. El viajero deberá saber que permanece abierta los sábados y jueves de 10:30 a 14 horas.

Por otro lado, puede que te interese saber que la provincia de Salamanca alberga otros muchos lugares de gran interés histórico relacionados con la batalla de Los Arapiles, como el Fuerte de la Concepción o la localidad de Alba de Tormes.

 

Be Sociable, Share!

Deja un comentario