Leyendas y misterios de Salamanca

A lo largo de su historia, Salamanca ha sido un importante foco de conocimiento y proyección universal. Un conocimiento que fue forjándose en sus interiores, pero también en sus exteriores, desde lo literario a sus edificios de estilo romántico, gótico, plateresco y barroco. Pero si ha marcado a fuego su personalidad, esa ha sido sin duda en Renacimiento. De hecho, Salamanca es considerada como la ciudad renacentista por excelencia de nuestro país. Un periodo que la acabó convirtiendo en una ciudad única tanto por su belleza monumental y de sus calles, como por la importancia que tuvo el pensamiento humanista. Así pues, sus plazas, sus iglesias, sus palacios, sus conventos y las célebres figuras que por ella han pasado ponen de relieve una época de gran esplendor para la ciudad.

Pero lo que realmente caracteriza a la ciudad son sus misterios, sus leyendas, sus curiosidades… Aquello que va más allá de la propia arquitectura de la ciudad y que se encuentra oculto entre sus edificios, sus fachadas, sus palacios… Se trata de la «otra cara» de Salamanca, plagada de misterios e incógnitas que solamente conocen unos pocos que tienen la valentía de saber más sobre esta gran desconocida pero maravillosa urbe. Y es que no todos se atreven a cruzar la delgada línea entre lo real y lo imposible. Uno de esos lugares de la España Mágica que cualquier amante de los desconocido debe visitar al menos una vez en la vida.

Cuevas en las que impartía clases el mismísimo diablo, lugares donde los sucesos trágicos acontecidos en el pasado se han convertido en auténticas leyendas que inspiran temor solamente con oírlas, milagros sorprendentes… son sólo algunos de los fenómenos que impregnan las calles y lugares más emblemáticos de la ciudad y que trasladan al viajero a un universo mágico y enigmático. En Hotel Regio te  invitamos a descubrir las leyendas y misterios de Salamanca a través de estas líneas.

misterios de salamanca

1. La Cueva del Diablo y el marqués que se quedó sin sombra

La Cueva del Diablo es uno de los lugares que mayor interés despierta entre los turistas. Se encuentra situada bajo las ruinas de la Iglesia de San Cebrián. Según cuenta la leyenda, era en este lugar donde el mismísimo diablo se aparecía y daba clases de artes oscuras a siete alumnos durante siete años. Al terminar el periodo de clases, se echaba a suertes quien de ellos debía pagar las enseñanzas de todos ellos. En una ocasión el elegido fue el Marqués de Villena que, según dicen, logró burlar al diablo dejando atrás su sombra y quedando maldito para siempre.

Durante la época de los Reyes Católicos se mandó tapiar, saliendo de nuevo a la luz en la década de los noventa, cuando la zona fue excavada con fines arqueológicos.

2. Milagros en la ciudad de Salamanca

No son pocas las personas que a lo largo de la historia de la ciudad han presenciado milagros realizados en diferentes lugares por San Juan de Sahagún, patrón de la villa. cuyas reliquias se encuentran en la Catedral. De hecho, en la fachada de la Calle Pozo Amarillo podemos ver una estatua que rinde homenaje al milagro que realizó al salvar a un muchacho de morir ahogado en un pozo.

3. Tesoros escondidos en la Casa de las Conchas

Otras leyendas de Salamanca tienen como escenario lugares tan emblemáticos como la Casa de las Conchas. Según dicen los salmantinos, bajo cada una de las conchas de este edificio hay una moneda de oro.

4. Trágicos sucesos en la Casa de las Muertes

La Casa de las Muertes es uno de esos lugares que muchas veces pasan desapercibidos para el visitante, pero que esconden grandes misterios sin resolver. A lo largo de la historia son muchos los residentes de esta vivienda que han muerto en trágicos sucesos o en extrañas circunstancias a las que todavía hoy no se ha encontrado explicación, como la historia de María la Brava a la que se atribuye la muerte de cuatro cadáveres que aparecieron decapitados en el interior de la casa.

5. Una historia de amor truncada en la Plaza Mayor

No cabe duda de que la Plaza Mayor es una de las más bonitas de España. De hecho ha sido escenario de numerosas películas de éxito. Pero además tiene su propia leyenda. La historia de un amor imposible con final trágico protagonizada por una muchacha de familia acomodada y a un muchacho de familia modesta. Se cuenta que para evitar que se vieran, el padre de ella la encerró en la única ventana de la Plaza Mayor que no puede abrirse en todo el año.

6. El astronauta de la Catedral ¿profecía?

Una de las esculturas más célebres es la del astronauta que se encuentra en la fachada de la Catedral de Salamanca. ¿Se trata de la profecía de alguno de sus escultores? Nada de eso. El astronauta fue esculpido en 1992, cuando se llevó a cabo la última restauración. Continuando con la costumbre iniciada en el siglo XIX, en cada restauración se incluyen elementos decorativos nuevos para fecharlas. Sin embargo, es muy difícil encontrarlo si no sabemos previamente donde está, ya que pasa desapercibido a simple vista por la mayoría de la gente.

7. La rana de la fachada de la Universidad

Si hay una rana famosa en la geografía española, esa es la que se encuentra sobre en la fachada de la antigua Universidad de Salamanca. Es raro no ir a este lugar y encontrarse con varios grupos de personas intentando encontrarla entre toda la ornamentación de estilo plateresco del edificio. Según dicen, aquellos que la vean tendrán suerte y volverán a Salamanca. Uno de los símbolos que más leyendas ha generado en la historia y que se ha convertido en un auténtico emblema de la ciudad de Salamanca. ¿Quieres saber más sobre la rana de la Universidad? No obstante, no te diremos donde se encuentra exactamente, tendrás que venir a Salamanca para descubrirlo.

 

¿Y tú? ¿Conoces otras leyendas o misterios de Salamanca que no aparezcan en esta lista? En Hotel Regio nos encantaría que los compartieras con nosotros.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario