Hoteles en Salamanca

Después de una semana agotadora que ha sumado más de 50 horas de trabajo se aproximada la hora de salida del viernes que se presenta ante mí como un oasis de paz, un remanso de tranquilidad para afrontar el lunes con las pilas a tope. Son dos días pero el fin de semana promete, el plan parece perfecto y estamos convencidos de que lo disfrutaremos al máximo.

Tenemos muchas ganas de visitar Salamanca, una ciudad de la que hablan maravillas y que reúne, excepto el mar, todo lo Las Ferias de Salamanca 2012que se puede buscar en una escapada de fin de semana. Una ciudad con una parte monumental inigualable con las catedrales, la Casa de la Conchas, la plaza Mayor… Una historia apasionante para sumergirse en la calle de Libreros, junto a la Universidad para disfrutar de su fachada única, unas calles llenas de historia, de arte, de tradiciones… Como decía el plan parece difícil de superar.

Nos preocupa el hotel y después de sumergirnos en la amplia oferta hotelera de la ciudad nos hemos decidimos por un hotel en Salamanca  que cuenta con una grandísima tradición como es el Hotel Regio. El por qué? Muy sencillo. Se encuentra apartado de la ciudad pero a cinco minutos del centro, está lejos del ruido y rodeado de tranquilidad, con unas instalaciones envidiables para el ocio y el deporte y un restaurante, el Lazarillo de Tormes, para disfrutar de las gastronomía más representativa de la ciudad ,así como de las nuevas tendencias culinarias. Esperemos que la experiencia valga la pena.

Esta carta nos la mandaba uno de los clientes de Madrid que se disponía a pasar un fin de semana en nuestro hotel. Al hacer la reserva nos adjuntaron este texto, imaginamos que esperando confirmar o desmentir lo que contaban. Por supuesto los llamamos para asegurarles que “ni nosotros lo podríamos haber explicado mejor”.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario