El Museo Legado Valeriano Salas de Béjar (Salamanca)

El Museo Valeriano Salas se encuentra emplazado en el claustro del antiguo convento de San Francisco de la ciudad de Béjar, a sólo 75 km de Hotel Regio (Salamanca). Ubicado concretamente en la calle Ronda de Navarra. Este edificio de principios del siglo XIV es uno de los más emblemáticos y de mayor valor histórico de la ciudad. Uno de los más importantes y antiguos de la Orden Franciscana de toda la parte occidental de España. En el pasado fue Hospital Militar, Cuartel de la Guardia Civil, Casa de Caridad, Instituto de Segunda Enseñanza, y Escuela Industrial.

En su interior alberga una interesantísima colección compuesta por objetos traídos de todos los rincones del mundo que constituyen el legado de Valeriano Salas a la ciudad, donados por su esposa, Doña María Antonia Tellechea, en 1966, cuatro años después de su muerte. Una impresionante muestra de unas 250 piezas de arte, porcelanas, miniaturas, grabados, esculturas, pinturas y códices de distintos autores.

El año pasado fue el museo de Béjar que más creció en número de visitas, pasando de 681 visitantes en el año 2017 a 1.249 en 2018. Un aumento que está muy relacionado con el Fuero de Béjar, restaurado y expuesto durante ese año y que estuvo exhibido varios meses en el museo.

¿Quién fue Valeriano Salas?

Valeriano Salas fue un hombre inquieto, viajero y fotógrafo incansable que, que sentía un gran amor por el arte y el patrimonio. En sus viajes por el mundo recorrió buena parte de Europa y África, pero también países como la India, Japón e Irán, donde adquirió la mayor parte de las obras que hoy pueden contemplarse en el museo.

Nació el 23 de enero de 1898 en Béjar, pero pronto se mudaría con su familia a San Sebastián, donde cursó sus estudios y contrajo matrimonio con María Teresa Tellechea Otamendi. Su vida podría haber pasado desapercibida si no fuera por sus ansias de conocer mundo y de coleccionar obras de arte. Así pues, decidió hacer las maletas y viajar por cuatro de los cinco continentes del planeta, sólo le quedó Oceanía.

En sus viajes fue comprando piezas de incalculable valor artístico, logrando reunir la fabulosa colección que hoy podemos admirar en este museo. A ella se suman también otras muchas adquisiciones en subastas y anticuarios, haciéndose con obras de tanta importancia como la «Visión fantástica de una ciudad antigua», obra del gran maestro flamenco Marten van Valckenborch, que han sido cedidas en diversas ocasiones a museos tan relevantes como el Thyssen Bornemisza.

Pero también fue tomando fotografías de todas partes que le ayudaron a ilustrar los artículos y reseñas de sus aventuras viajeras. Por ejemplo, en el año 1930 recorrió el Desierto del Sáhara en un Fiat en compañía de su mujer y de un mecánico. Debido a ello, fue nombrado Director del Archivo Fotográfico Hispánico en 1947. Y en 1938 fundaría la Revista Geográfica Española, el origen hispano del National Geographic, y junto a unos amigos, fundó la Asociación Española de Amigos de los Castillos.

Falleció el 2 de abril de 1962, dejando especificado en su testamento su deseo de que toda su colección de arte fuera legada al Ayuntamiento de Béjar, la ciudad que le había visto nacer.

El Museo Valeriano Salas

El legado de Valeriano Salas formó parte del Museo de Béjar desde el año 1966 hasta 1972, quedando expuesto dentro del Palacio Ducal. Siendo trasladado desde entonces al edificio en el que hoy se ubica.

La colección se encuentra ordenada en varias secciones: pintura europea, pintura española del siglo XIX, manufacturas europeas y arte oriental. En la sección de la pintura europea podemos encontrar obras de distintas escuelas, como la francesa, la holandesa flamenca y la alemana, de los siglos XVI y XIX.

Además, en la primera sala del museo también podemos encontrar una espectacular muestra de pintura española del siglo XIX, entre las que destaca el cuadro titulado «A mi Clotilde», que data de 1896, cuyo autor es el valenciano Joaquin Sorolla y el paisaje de Fuenterrabia de Gonzalo Bilbao.

Completan la sala distintas figuras y objetos de arte oriental. Una de las colecciones más importantes de la región, con antiguos manuscritos iluminados de origen hindú y persa de los siglos XIII y XIV, piezas de carácter sunturario, artes aplicadas y algunas esculturas de distintos países asiáticos.

En la segunda sala, podemos contemplar diversos muebles, pinturas y objetos de arte. Incluyendo la colección de esmaltes de Limoges y porcelanas de Sèvres, junto a marfiles y bordados. Considerado como lo mejor de la colección de artes industriales.

Información sobre el precio, el horario y la entrada al museo

  • Entrada: general: 1,50 €. Reducida (jubilados, carnet joven, grupos de más de 10 personas): 1 €/persona. Gratuita: menores de 12 años acompañados.
  • Horario: de 18.00 a 20.30 h.
  • Tipo de visita: libre, opción de visita guiada gratuita para grupos de más de 10 personas.
Be Sociable, Share!

Deja un comentario