El Museo Diocesano y Catedralicio de Ciudad Rodrigo (Salamanca)

Situado en el marco de extraordinaria belleza de la seo mirobrigense, el Museo Diocesano y Catedralicio de Ciudad Rodrigo es el espacio expositivo más importante del municipio. Ubicado en el interior de la Catedral de Santa María, fue inaugurado el 27 de diciembre de 1992 y reabierto en el año 2010 después de cuatro años de ampliaciones y adaptaciones de las salas a las nuevas necesidades. Dedicado a la Diócesis de Ciudad Rodrigo y a su historia, cuenta con cuatro salas con distintos tipos de piezas de arte sacro que se conservan y que están relacionadas con esta Diócesis y la Catedral de Santa María.

El Museo alberga entre sus colecciones restos pehistóricos y epigráficos. En escultura, una gran variedad de obras anónimas elaboradas entre los siglos XVI y XVIII. Pero también cuenta con una impresionante sección de orfebrería y ornamentos sagrados, destacando entre los objetos más curiosos una caja de caudales del siglo XVI, de autor anónimo (43 x 42 x 45 cm.). Dice la leyenda que esta caja únicamente se abría en presencia de tres personas que guardaban las llaves que se necesitaban para articular el mecanismo de apertura.

En la primera sala del museo podemos admirar una importante colección arqueológica con importantes piezas de la Prehistoria halladas en la comarca, algunos vestigios de época romana, como monedas y piezas funerarias, y restos de elementos arquitectónicos de las diferentes etapas en las que fue construida la catedral. Entre ellos destacan un ara romana en mármol, lápidas del siglo XVI con relieves episcopales y capiteles pertenecientes al claustro, una selección de monedas de muy distintas épocas, que pertenecen a la rica colección no expuesta de la Catedral, la colección arqueológica de Serafín Tella Rodrigo, antiguo canónigo de la catedral y pizarras visigóticas procedentes de Lerilla, con grabados y numeraciones, que fueron donadas a la Catedral.

En la segunda sala podemos encontrar una sala especialmente dedicada a la liturgia con numerosos objetos de culto, donde destacan un báculo del siglo XIII de la escuela de Limoges, una colección de cruces procesionales y el breviario de Isabel la Católica, también llamado “Libro de las Horas”, que posee una amplia variedad de detallados grabados y que fue impreso en 1504 por Philippe Pigouchet en Francia.

La tercera sala se encuentra dedicada a la escultura, con piezas de gran valor artístico como un Cristo de Marfil hispano-filipino de grandes dimensiones, una talla de Santa Catalina de Alejandría del siglo XVI, un Cristo Salvador del siglo XVI de Gil de Ronza, una imagen de la escuela andaluza del siglo XVII de San Francisco de Asís una imagen de la Virgen con el Niño tardorrománica del siglo XIII, un busto del siglo XVII de un Jesucristo  “Ecce Homo” y una serie de vírgenes sedentes que permite conocer la evolución de esta particular iconografía.

También encontramos una sección especial para las obras pictóricas en la cuarta sala, donde es posible admirar pinturas de impresionante valor como el Llanto sobre Abel muerto o un magnífico San Miguel de Antonio María Esquivel del siglo XIX y la obra de origen italiano “Llanto de Adán y Eva sobre Abel muerto” del siglo XVII. Además, de otras obras del siglo XVII como un “San Pablo” de Remesal y “El sacrificio de Isaac”, que es una copia anónima del de Caravaggio.

Completa el museo el magnífico Pórtico del Perdón, donde el visitante puede disfrutar de un magnífico audiovisual que se proyecta sobre la reproducción del antiguo retablo de la seo, pintado durante la época renacentista por el artista Fernando Gallego que una vez ocupó la Capilla Mayor de la Catedral de Santa María y hoy se expone en la University Arizona Museum of Art de Tucson, en los Estados Unidos. Con más de 400 esculturas románicas y góticas de impresionante belleza.

Aunque la catedral se empezó a construir en el siglo XII, las obras no finalizaron hasta el siglo XIV, por lo que su estilo evidencia claramente la huella de transición entre el románico y el gótico, además de una torre neoclásica del siglo XVIII. Uno de los mayores atractivos de la catedral es su imponente bóveda de estilo gótico, pero no menos lo son las numerosas capillas que se encuentran distribuidas por el interior.

ENTRADA

  • General: 3,00 €.
  • Reducida (jubilados, estudiantes, familias numerosas, Amigos del Patrimonio): 2,50 €.
  • Grupos de más 30 personas: 2,00 €/persona. Gratuita: menores de 12 años.
  • Gratis los domingos a partir de las 16:00 h.

HORARIO

  • Lunes: de 11:00 a 14:00 h.
  • Martes a Sábado: de 11:00-14:00 h y de 16:00-19:00 h.
  • Domingos: de 12:00-14:00 h. y de 16:00-18:00 h.

LOCALIZACIÓN

Plaza Salvador, 1

Ciudad Rodrigo · 37500

Teléfono: 923 48 14 24

E-mail: contacto@catedralciudadrodrigo.com

Be Sociable, Share!

Deja un comentario