El castillo de San Martín del Castañar: Centro de la Reserva de la Biosfera

Asomado al río Francia, a poco más de una hora de Hotel Regio (Salamanca), se erige el castillo de San Martín del Castañar que perteneció al obispo de Salamanca y que fue declarado Bien de Interés Cultural en el año 1949. Una impresionante residencia palaciega construida en el siglo XV que recientemente ha sido rehabilitada y convertida en museo. Levantado sobre la parte más alta del pueblo, en un montículo de fuentes pendientes y fácil defensa. Solamente se abre una explanada por el lado norte, donde actualmente se encuentra la plaza de toros.

Hacia el siglo XV este palacio fortificado se encontraba muy ligado al castillo de Miranda del Castañar, ya que según la historia, fue mandado a construir por el Conde de Miranda para que en él vivieran su hija y su marido, un noble de San Martín. Por eso, a partir de esta época el pueblo pasó a llamarse San Martín del Castañar.

Debido a las excelentes condiciones del terreno elevado, se cree que el castillo pudo ser usado también como fortaleza defensiva, atalaya vigía contra las incursiones musulmanas. Posteriormente sería usado como prisión hasta que en 1834 fue ubicado dentro del recinto amurallado el cementerio del pueblo, cuyas tumbas y lápidas se encuentran en un magnífico estado de conservación. pero además, en esta zona es en la que se encuentra la parte de la muralla mejor conservada, manteniendo prácticamente intactas algunas almenas y un pequeño adarve. Actualmente es propiedad del Ayuntamiento de la localidad y puede visitarse libremente.

castillo san martin del castañar

El castillo de San Martín del Castañar

Construido en el siglo XV como residencia palaciega, del antiguo esplendor que albergaron sus muros, todavía se conserva su impresionante torre del homenaje y los muros de su cerca princiapal, donde se encuentra el cementerio del pueblo. En la parte superior de la torre el visitante puede disfrutar de un fantástico mirador que ofrece unas vistas increíbles de todo el entorn con la espadaña de la iglesia del pueblo presidiendi.

Además, todavía quedan restos de algunas dependencias ya desaparecidas. De la llamada «torre vieja», la que se encuentra situada más al sur, queda la parte inferior de sus cuatro muros, con un vano cerrado por arco de ladrillo. De la «torre nueva», la que se sitúa más al norte, se conservan dos lienzos con vestigios de las almenas, quedando caídos los otros dos. Entre ambas torres había un cuerpo de habitaciones del que solamente se conserva una parte del muro meridional que las unía y creaba otro cerco interior. Fuera del recinto, el antiguo patio de armas hace hoy las veces de plaza de toros de la localidad.

La entrada al castillo de San Martín del Castañar se realiza por una poterna con un arco gótico que se encuentra bajo la torre principal, la única que queda en pie de las dos con las que contaba la fortaleza. Y es que, desde que dejó de usarse como fortaleza defensiva, fue decayendo y la dejadez, el paso de los años y la erosción lo fueron llevando a un estado de ruina del que ha ido recuperándose en los últimos años gracias a un cuidado proceso de rehabilitación en el que se han mejorado los accesos, colocando rampas accesibles y pasarelas de madera, y reforzando los muros y la torre nueva que se encontraba seccionada por la caída de un rayo a comienzos del siglo XX.

Después de una intensa labor de restauración, el conjunto medieval alberga el Centro de Interpretación y Recepción de Visitantes de la Reserva de la Biosfera de las Sierras de Béjar y Francia, actuando como elemento difusor de tan privilegiado espacio medioambiental. Un centro que ha sabido fusionar perfectamente la madera junto con los sillares del castillo para que esta estructura no interfiera en todo el esplendor de este edificio medieval.

A lo largo del itinerario, el viajero puede disfrutar de un interesante recorrido por la convivencia entre lo local y lo global, y la relación de la gente con el territorio. En el interior del castillo, podrá ver ‘El pasadizo de los porqués’, ‘La gran sala del mundo’ y ‘La mesa del compromiso’ que, mediante montajes audiovisuales, juegos de luz y sonidos, y materiales naturales, sirven de guía para adentrarse en la esencia de la Reserva de la Biosfera, sus valores culturales, naturales y etnográficos, y reflejar el equilibrio entre las personas y su entorno. Todo ello con el objetivo de que se cuestione su propia acción y qué puede aportar y cómo hacerlo. Pero además, el centro también ofrece información patrimonial e histórica sobre la fortaleza que le presta sus muros.

 

Horarios de apertura del centro y contacto

La apertura es de lunes a domingo en horario de 11:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 21:00 horas.

Los martes permanece cerrado.

Teléfono de contacto: 923 437 272 – 652 966 768.

Email: info-biosfera@bejar-francia.org.

También es posible visitar la página web de la Reserva de la Biosfera a través del siguiente enlace.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario