6 Preciosos pueblos de Salamanca que puedes visitar en una misma ruta

Salamanca es una ciudad con una gran riqueza monumental, una gran variedad de propuestas culturales y un ambiente nocturno envidiable. Principales ingredientes que cada año atraen a numerosos turistas dispuestos a disfrutar de un viaje a su medida. Pero además, Salamanca cuenta dentro de la provincia con otros muchos atractivos, tanto monumentales como naturales.

Hoy queremos hablarte de sus pueblos con encanto, en concreto de seis que se encuentran encuadrados dentro del impresionante paraje de Las Batuecas-Sierra de Francia, y que pueden visitarse en una misma ruta. Un camino se sinuosas carreteras que van atravesando paisajes de incomparable belleza y que nos conducen hasta el corazón de la arquitectura popular serrana. Y en el entorno, numerosos senderos de gran belleza como los Caminos del Arte en la Naturaleza que dan un plus a este recorrido. Cuatro itinerariuos muy fáciles de transitar y bien señalizados que conectan estos preciosos pueblos y que van descubriendo un sinfín de muestras artísticas entre exuberantes bosques que parecen sacados de un auténtico cuento de hadas y preciosos arroyos.

Salamanca

San Martín del Castañar

San Martín es uno de los pueblos más bellos de Salamanca, destacando por sus casas con corredores y entramados de madera. Una de las mejores muestras de la arquitectura típica de la zona. Un pueblo bañado por las aguas del río Francia, que se erige sobre un promontorio, y que invita a perderse para descubrir todos sus encantos. Su puente medieval, la centenaria plaza de toros, la torre de la iglesia y el imponente castillo que actualmente alberga el Centro de la Reserva de la Biosfera.

Todo ello rodeado por un impresionante paisaje de olivares y castaños por el que discurre la ruta de El Bosque de los Espejos, conectando la población con Sequeros y Las Casas del Conde.

Miranda del Castañar

Miranda es, sin lugar a dudas, otro de los pueblos de la Sierra de Francia que derrochan encanto. Lo cual resulta apreciable ya desde que vamos llegando a él y observamos el bello conjunto a lo lejos. Bañada por el río Francia, sus estrechas y sinuosas callejuelas medievales que van formando un auténtico laberinto, sus casas de arquitectura popular, sus majestuosas casonas blasonadas y sus misteriosos pasadizos la convierten en un lugar realmente único. Además, presume de contar con la plaza de toros más antigua del mundo y cuenta con un impresionante castillo que ofrece una bellísima panorámica de la población.

Desde ella parte el Camino de los Prodigios, que une la población con Villanueva del Conde. un itinerario de 10 km apto para todo tipo de senderistas.

La Alberca

La Alberca es uno de esos pueblos que parecen haber quedado congelados en la Edad Media. Una verdadera joya de la arquitectura típica serrana. Con sus callejuelas empedradas y sus tradicionales casas de piedra con aleros. Lo que sumado a sus balcones llenos de flores, sus bellísimas plazas y sus encantadoras fuentes de granito, la convierten en un lugar único. De hecho, no son pocos los que consideran a esta población como el pueblo más bonito de toda España.

Por si esto fuera poco, debes saber que La Alberca se encuentra rodeada de un impresionante paraje natural. Y es que a sólo 13 km de su casco urbano se encuentra la Peña de Francia. La majestuosa cumbre sobre la que se erige el santuario mariano más alto del mundo. Con unas espectaculares vistas de la zona. Además, bajando de la misma, hay distribuidos numerosos miradores hasta llegar al Monasterio de San José que nos invitan a detenernos y a contemplar el paisaje.

Desde La Alberca parte el Camino de las Raíces, que se extiende a lo largo de 9 km y que puede completarse fácilmente en 3 horas.

Mogarraz

Mogarraz es famosa por sus catroce fuentes, cuyo murmullo transporta de forma inevitable al viajero muy lejos de las bulisiosas ciudades. Ofreciendo rincones tan bellos como el Mané. Una estampa típicamente serrana llena de cruceros y dinteles esculpidos. No dejes pasar la oportunidad de visitar la torre del Campanil y la iglesia de las Nieves.

Desde la localidad parte El Camino del Agua, que se extiende a lo largo de 7 km y que regresa a la localidad, descubriendo al visitante numerosas manifestaciones artísticas en plena naturaleza.

Sequeros

Sequeros es una localidad muy apacible por la que siempre resulta agardable pasear. Sus calles y sus preciosas plazas porticasas con un recuerdo de las antiguas muralles que una vez rodearon toda la población. Allí podremos ver la torre del Concejo, la iglesia del Robledo, la plaza de toros, los humilladeros y el Teatro León Felipe. Este último homenajeando al poeta que pasó en el pueblo casi toda su infancia. Mención aparte merece el mirador de la Cruz, desde donde pueden obtenerse unas vistas impresionantes de la Sierra de Béjar-Candelario.

Desde la localidad puede realizarse el camino de El Bosque de los Espejos que une la pobalción con San Martín del Castañar y con Las Casas del Conde.

Villanueva del Conde

Este precios pueblo destaca por la forma de manzana en la que se encuentran distribuidas sus casas de granito y sus tramones de madera. Rodeadas por un impresionante recinto amurallado que alberga numerosas huertitas a las que puede accederse desde curiosos paisajes y callejuelas.

Desde la localidad parte el Camino de los Prodigios, un bellísimo itinerario circular que une la pobalción con Miranda del Castañar.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario